Testeando la pantalla del teléfono con un martillo